domingo, 2 de mayo de 2010

Tiempo II

Agosto es a la vuelta de la esquina.

El tic-tac del reloj es simplemente un sonido
que acompaña de fondo al escenario.
Allí es donde los supermercados (o grandes tiendas)
ponen los guardapolvos en Enero,
los huevos de Pascua en Febrero,
los árboles de navidad en octubre
y hasta Ismael pone en venta las entradas
tres meses antes de la fecha de actuación.
Mi calendario laboral está marcado dos meses hacia delante…
Uff… La categoría tiempo es tan relativa.
El tránsito de cada minuto, cada día,
está condicionado, no por las hojas del almanaque que caen como hojas de otoño,
sino a partir de cada suceso atravesado subjetivamente por uno mismo
y por la memoria emotiva...que nos atraviesa, y que me recuerda
hace cuánto que no te veo,
o que me hace sentir
que este fin de semana ha sido eterno.