sábado, 14 de mayo de 2011

Viajes

Suelto amarras y me entrego,
al acompasado vaivén de las olas,
a la incertidumbre de un nuevo horizonte,
a la contemplación de los amaneceres que traerán
los días que tenemos por delante.

Lustraré mis zapatos y la rosa de los vientos,
abriré el cuaderno donde anoto los sueños pendientes
y aquellos recordatorios que apunté viajes pasados.

Y desplegaré los mapas.
Haré girar el mundo señalando con el dedo
en busca de un destino.
Y compartiré
bajo cielos estrellados
las ilusiones que traerá lo nuevo.
Y así los días serán tesoros incautados
donde descubrirlos será el desafío.

Miro a través de la ventana,
preparo mi mente y mis emociones,
(como si eso fuera posible).
Es hora de zarpar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario